Esta materia forma parte del Plan de Estudios de la Licenciatura en Filosofía, estipulándose su dictado para el primer cuatrimestre del 4° año de la carrera (Ord. 641/96). La asignatura se consigna como obligatoria para la orientación en “Filosofía Práctica”, aunque también puede cursarse como optativa, tanto para el Profesorado en Filosofía como para las otras orientaciones de la Licenciatura en Filosofía. Según el Plan de Estudios, para poder cursar cualquiera de las materias de las orientaciones, los/las estudiantes deben tener cursadas 14 asignaturas de la formación filosófica y tener aprobadas 12 de ellas, como mínimo. Se recomienda, particularmente, haber cursado Ética y Filosofía social y política.