Las fuentes naturales de agua (ríos, lagos, mares, etc.) sufren habitualmente
procesos de contaminación que ocasionan una variación en la calidad del agua. Al
ser ésta un recurso imprescindible para la vida humana y para el desarrollo
socioeconómico, industrial y agrícola, una contaminación a partir de cierto nivel
puede plantear un problema de salud pública. Por esta razón, las aguas residuales o
efluentes líquidos derivados de la actividad humana, deben recibir un tratamiento de
depuración el cual permita gestionarlos en forma adecuada. De esta manera es
posible el vertido de los mismos en cuerpos de aguas receptoras sin ocasionar un
daño al medio ambiente, preservando así los recursos naturales.
Por esta razón, la asignatura pretende dotar al estudiante de los conocimientos y
habilidades necesarias para el pre-diseño de instalaciones de tratamiento de aguas
residuales, tanto urbanas como industriales que garanticen tanto las condiciones de
vertido del agua, como la estabilidad de los fangos producidos como residuo.